Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

EL PRIMER SEXO (2)

(Segundo fragmento del Cap. 1 de la obra de Helen Fisher)

La mente femenina
"Cuando la mente piensa, habla consigo", dijo Platón. Todos hemos pasado noches agitadas en la cama dándole vueltas a algún problema laboral o amor conflictivo. Surgen imágenes que luego desaparecen. Se desarrollan escenas. Reaparecen fragmentos de conversación sin saber de dónde, se disuelven, vuelven a repetirse. Te envuelve una ola de ira; después de compasión; después de desesperación. Luego la racionalidad se impone un momento y resuelves hacer esto o hacer lo otro. Y así sigue el debate mientras las agujas del reloj avanzan de las tres a las cuatro. En tu cabeza se está celebrando una junta de comité. "La mente es una máquina extraña que puede combinar los materiales que se le ofrecen de la manera más asombrosa", escribió el filósofo británico Bertrand Russell.

 

Hombres y mujeres absorben grandes cantidades de datos y sopesan una inmensa gama de variables de modo casi simultáneo. Los psicólogos nos dicen, no obstante, que las mujeres piensan de manera contextual con más frecuencia: adoptan una visión más "holística" del asunto en cuestión.

Es decir, integran más detalles del mundo que les rodea, detalles que van desde los matices de la postura corporal hasta la posición de los objetos de una habitación.

Donde es más evidente la capacidad de la mujer para integrar miles de datos es en la oficina. Las ejecutivas, según los analistas del mundo comercial, tienden a enfocar las cuestiones desde una perspectiva más amplia que sus colegas masculinos.

Las mujeres suelen reunir más datos pertinentes al caso y a conectar todos estos detalles más rápidamente. Cuando toman decisiones, calibran más variables, consideran más opciones y resultados, recuerdan más puntos de vista y ven mayor número de formas de proceder. Así, integran, generalizan y sintetizan. Y las mujeres, en general, toleran la ambigüedad mejor que los hombres, -probablemente porque pueden visualizar más factores en relación a cualquier asunto.

En pocas palabras, las mujeres tienden a pensar en redes de factores interrelacionados, no en línea recta. He denominado este modo de pensar femenino "pensamiento en red".

La mente masculina
Por regla general, los hombres tienden a centrarse en una sola cosa a la vez, característica masculina que advertí por primera vez cuando contaba algo más de veinte años. Por aquel entonces yo tenía un novio al que le gustaba ver las noticias de la televisión, escuchar música rock en el equipo estéreo y leer un libro, presumiblemente todo al mismo tiempo. En realidad, lo único que hacía era cambiar de canal mentalmente. Cuando estaba absorto en una modalidad se aislaba de las demás. Yo no. La luz de la pantalla de televisión, el ritmo de la música, la palabra impresa: todos estos estímulos me inundaban la cabeza. Los hombres son buenos en compartimentar su atención. Intenta hacer una pregunta sencilla a un hombre que está leyendo el periódico; muy a menudo no te oye. Cuando lo hace, parece despertar como si viniera de otro planeta. Los hombres tienden a prescindir de estímulos extrínsecos. Su proceder mental suele estar por lo general más canalizado.

Ante un problema de trabajo, los hombres tienden a centrarse en los dilemas inmediatos en lugar de situar la cuestión en un contexto más amplio. A menos que los hechos sean obviamente pertinentes, los hombres son propensos a prescindir de ellos. Después, siguen una senda directa, lineal y causal hacia una meta específica: la solución. A consecuencia de ello, los hombres por lo general toleran peor la ambigüedad; prefieren eliminar los datos que puedan parecer ajenos y no relacionados y centrarse en la tarea inmediata. Esta capacidad para concentrar la atención se manifiesta particularmente en la actitud masculina hacia el trabajo. Como expresa la psicóloga Jacquelynne Eccles, muchos hombres muestran una "inquebrantable devoción" a su tarea.

Charles Hampden-Turner, un consultor comercial y miembro del Global Business Network de Emeryville, California, cree que el director de empresa norteamericano es el epítome de esta característica masculina. Él y su compañero de trabajo, Alfons Trompenaars, llevaron a cabo una investigación sobre los valores y las prácticas profesionales de los ejecutivos masculinos y femeninos de Estados Unidos. Los hombres, según Hampden-Turner, tienden a analizar las cuestiones por partes diferenciadas, como pueden ser hechos, puntos, tareas, unidades y otros segmentos concretos. A menudo ven la empresa como un conjunto de tareas, máquinas, pagos y puestos de trabajo; una serie de elementos dispares. Las ejecutivas, a su juicio, ven la empresa como un todo más integrado con aspectos múltiples. He denominado este proceso de razonamiento masculino centrado, compartimentado y gradual "pensamiento por pasos".

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos